Entradas populares

martes, 10 de mayo de 2011

Pequeños instantes de felicidad

La idea inicial de este blog, era en principio terapeutico.Tener un sitio y un espacio propio, donde poder explicarme a mi misma lo que me estaba pasando.Una etapa oscura de mi vida.
Y cerrarlo, una vez que me sintiera libre de opresiones.
Pero una cambia, evoluciona y este blog lo esta haciendo conmigo, es un cambio en positivo.Y de golpe ya no tengo la necesidad de cerrarlo, cada dia me gusta más hacer entradas en el, ya no todo es malo.
Tengo dias grises tirando a casi negro, pero intento canalizarlos en positivo, no siempre lo consigo.
Pero estoy en ello.
Y hoy queria dejaros un pequeño cuento......
Se trata de un señor, que un dia iba de viaje hacia un pueblo desconocido para él, tenia la compañia de otro caminante que se habia cruzado en su camino.
Iban andando sumidos en sus cosas, cuando de golpe se encontaron en un pequeño monte, lleno de lápidas, desde donde se divisaba al fondo el pueblo que era su destino final.
Se pararón sorprendidos para leer las inscripciones de algunas lápidas, en una ponia que la persona que descansaba allí para la eternidad, habia vivido tres minutos y medio.
En otra lápida cercana la reseña eran de cinco minutos con diez.
No salian de su asombro.
Más allá otra lápida con dos horas y pocos minutos escritos en la piedra.....
Y así todas.
Preguntaron a un lugareño el por que de estas vidas tan cortas.
La respuesta los dejo perplejos:
En este pueblo tenian la costumbre de contabilizar la vida, por los momentos en los que habian sido realmente felices.

Y eso es lo que tenemos, pequeños instantes de felicidad.
Espero que mi saldo final sean de muchos grandes y pequeños momentos de felicidad.
Estoy en ello, no necesito más, no tengo más, no puedo pedir más.
Pero me siento feliz, de esos ratos regalados, de esos minutos arrancados a la monotonia y a las obligaciones.
Sin falsos sentimientos de culpabilidad, no quiero sentirme culpable de ser feliz a ratos.
Uno no elige a quien quiere, uno no puede permitirse dejar escapar esos momentos, que van sumando.

4 comentarios:

añil dijo...

Creo que la mayoría de nosotros empezamos en esto por motivos parecidos pero con el tiempo se va convirtiendo en algo tan nuestro como las personas que encontramos por aquí.
Hace unos dias alguien me decía, más o menos, que la comunicación a través de estos medios es la más sincera y satisfactoria porque no es necesario más que decir lo que sientes , sin presiones ni miedos.

Bonita historia, te la tomo prestada.

Muack

Marta dijo...

Azul
tuya mi niña!!!.
Esta ha sido mi blogoterapia durante casí dos años, sigue siendolo, pero ya no tengo tanta basura que sacar, ni tantos demonios que pasear...
Petonets, sempre

Luna. dijo...

Pues son bien pocos! Noooo, ahora empiezo a tener más, voy recopilando ya unos poquitos!
Es de Jorge Bucay este cuento, creo que lo tenemos en casa, el libro y el cd, que escucharlo, ¡es una gozada!
Un abrazo muy grande!

Marta dijo...

Luna
niña, son pocos, son ratos, pero son pequeños tesoros que me llenan para poder resistir los momentos malos, que los tengo.
Quizas por eso valoro tanto esos momentos!!!!
Y sabes no se si el cuento es de Bucay...o lei hace tiempo y casí lo olvide, pero hoy em vino a la cabeza.
Me gusta.
Besitos para ti mi niña
Gracias por tu fortaleza.
petonets, sempre