sábado, 7 de mayo de 2011

Insomnio


Ya llevo  tres noches en las que no duermo casí nada.
De día, voy sobrellevando las cosas, pero es meterme en la cama y empezar a pensar, pensar es poco, no puedo parar mi cabeza.
Le doy mil vueltas a cualquier tema.
Y cuando digo cualquier tema, es que incluso me como la cabeza con cosas que no deberian tener más importancia, asuntos zanjados que les llamo yo.
Pero de zanjados nada.
Todo me puede
Ando con la sensibilidad a flor de piel
Todo me sienta mal, de todo hago un asunto de estado y eso no puede ser.
Me amargo, lloro, amargo la vida de las personas que tengo a mi alrededor.
Y eso  no es bueno ni para mi ni para ellos.
El otro día, llame a la psicologa de la liga contra el cancer, habia ido casí dos años con ella(de hecho las visitas eran para mi ex.....pero a mi me sirvieron y mucho), pero ahora resulta que ya no pasa consulta allí, tendre que localizarla por otro lado.
Por que soy consciente de que necesito alguien imparcial y fuera de mi entorno que me marque un poco mis pautas de comportamiento, necesito que saber si estoy haciendo lo correcto, en los muchos frentes que tengo abiertos.
Y mientras pido paciencia y cariño, poco más.
Que esas personas a las que quiero y que no tengo la más minima duda de que me quieren, que me aguanten un poquito más, que YO "no soy tan jodidamente quisquillosa como parece", que soy una perita en dulce,la alegria de mi huerta,ea....... que solo deseo un poco de normalidad en  mi vida.
Una vida corriente
Y mientras me conformaria con dormir un poco

1 comentario:

Luna. dijo...

La noche despierta a los demonios que llevamos dentro. Los que nos rondan y andamos despistando por el día. Por supuesto que eres una perita en dulce, pero te han guardado en el envase equivocado.
Sólo hay que modificar el tupper para poder apreciar la fruta.
Cánsate, mantente activa lo más que puedas durante el día, llega agotada a la noche, no des tiempo a tus pensamientos aflorar.
Tengo un viejo conocido, que hace muchos años era alcohólico. Esta persona estuvo enganchada al alcohol por mas de quince años. Hasta que decidió que no quería seguir con esa vida. Se levantaba cada día a las 5h de la madrugada y se acostaba tardísimo,todo el día intentaba ocuparlo para llegar cansado. Y así cada día, hasta que su cuerpo empezó a regular otro ritmo, sin el alcohol. Es una manera. Yo tambien hice algo parecido cuando he tenido algún tipo de adicción. Llegar cansado a la noche es una alternativa.
No pierdas la esperanza de volver a dormir por las noches.
Un abrazo muy grande.